Cómo hacer un disfraz de Virgen María para Navidad

La Virgen María es posiblemente la más destacada de las mujeres de la Biblia, a la hora de hacerse un disfraz suyo, para un belén viviente por ejemplo, podemos buscar prendas marrones con bordes blancos, como si de borreguillo se tratara, que nos darán idea de estar hace dos mil años, que fue cuando vivió esta mujer. Si pensamos en aquellos momentos, debemos buscar la forma de disfrazarnos que evoque en el que nos vea una sensación de antigüedad y pureza, aunque todo esto es tarea de todos los que participen en el belén viviente, ya que la Virgen María por si sola será difícil de distinguir de otra persona cualquiera que viviera en aquellos años.

El disfraz de Virgen María debe llevar por lo tanto tonos marrones y trozos de lana deshilachados por el uso, además podemos añadirle un bastón de madera que recuerde lo difícil que era vivir en aquellos momentos sin ningún tipo de carretera más que las vías hechas por los romanos, y podemos también utilizar un muñeco que imite a un pequeño bebé, en este caso el mismísimo Jesús de Nazaret, aunque este último puede ser sustituido por un bebé real si vamos a hacer un belén viviente en el cual varios actores interpreten escenas o la vida rutinaria del belén.

Recordemos también que la Virgen María, como persona tocada por Dios para gestar a su hijo, lleva en muchas ocasiones una aureola brillante sobre su cabeza, forma que podemos imitar con un aro brillante que sujetaremos de nuestra espalda con, por ejemplo, una percha y un largo alambre que nos permita suspender este aro.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012