Cómo hacer un sombrero de calabaza para halloween

Hay varias opciones sencillas para crear adornos con los que vestir y disfrazarnos en halloween. Uno de los más recurrentes es un sombrero con forma de calabaza, que pueden realizar los niños de la casa bajo nuestra supervisión.

Necesitaremos materiales sencillos y económicos: platos hondos de cartón, hilo de alambre, cartulina de color verde y papel pinocho de color verde, pintura acrílica de color naranja y negro, goma o elástico para fijar a la cabeza nuestro sombrero.

Como habéis intuido, el plato de cartón constituye la base de nuestro sombrero. Pintaremos, en primer lugar, toda la superficie exterior con la pintura acrílica de color naranja. En caso de no encontrarla, podemos mezclar rojo y amarillo hasta conseguir un tono adecuado. Una vez seco, trazaremos líneas de color negro desde el centro del plato hacia el exterior, simulando el aspecto de la calabaza. El punto central es el lugar donde introduciremos un pequeño trozo de alambre. Este alambre debemos revestirlo con papel de color verde para que se parezca al rabito que une el fruto a la planta y le pegaremos varias hojas que recortaremos en catulina de color verde. Para evitar que el alambre pueda salir del agujero y que nos cause alguna rozadura, cubriremos con algodón la unión con el plato y pondremos un trozo de cinta adhesiva o cinta americana. Sólo nos queda realizar dos perforaciones simétricas en la base de la corona del sombrero e introducir un elástico para sjuetarlo cómodamente a la cabeza.

Si queremos darle un realismo mayor a nuestro sombrero, podemos añadir algunas verrugas a la superficie del plato antes de pintarlo. Las realizaremos con pasta de papel higuiénico mezclada con cola blanca.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012