Cómo hacer un traje de Napoleón Bonaparte

La historia también sirve para disfrazarse. Hay mucha gente que prefiere identificarse como personajes célebres de hace muchos años que tomar personajes famosos actuales porque no les gustan o no les atraen tanto. Un ejemplo clave para este tipo de disfraz es Napoleón Bonaparte.

Su traje, lleva un poco de elaboración. Para ello, necesitarás una camisa blanca, una chaqueta azul marina larga y abierta, unos pantalones blancos, unas botas negras altas por la rodilla o, en su defecto, unos zapatos negros y tela negra, un sombrero de capitán (puedes verlo mejor en una imagen para asegurarte), hombreras doradas (o blancas para tintarlas), tiras de lana del mismo color que las hombreras, y si se desea, una tira roja como la de las mises.

La elaboración está en la chaqueta. Quítale los botones y cósele otros redondos dorados con la misma forma que en cualquier imagen, y hazlo en dicha disposición, es decir en vertical y de forma paralela en ambos lados de la chaqueta. A continuación, hay que hacer las hombreras. Para ello, coge las hombreras doradas y cósele las tiras de lana sin dejar espacio entre cada una de ellas, de modo que quede como en las películas y cóselas al traje.

Si ya dispones de unas botas negras por la rodilla no hace falta hacerlas, pero de lo contario, coge tela negra de la medida de la pierna. Cósela y ponle una goma en la parte superior para que se sujete. Con esto y unos zapatos negros, se da la imagen de una bota.

Y ya está, sólo falta ponerse la camisa blanca, la chaqueta, los pantalones, las botas y el sombrero para ser un buen Napoleón Bonaparte.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013