Cómo hacer un traje de pirata para dama

Un disfraz muy común, fácil y que nunca pasa de moda es el de pirata. Pero los comprados están muy vistos, los elaborados quedan mucho más originales y auténticos, y si se hace bien se puede parecer un auténtico pirata.

Para ser un pirata no importa ser hombre o mujer. La mujer siempre se asocia a una falda o vestido, pero no tiene porqué, ya que los piratas al fin y al cabo van lo más cómodo posible, y lo más cómodo son unos buenos pantalones, aunque si se prefiere falda, también se puede hacer de esta manera.

Para el disfraz, no hay que elaborar nada, simplemente encontrarlo. Son cosas viejas, ya que los piratas siempre han sido pobres y sucios y han ido vestidos con lo que pillaban por ahí. Por lo tanto, hay que encontrar: unos pantalones bombachos piratas, verdes pistacho, negros o grises, con bolsillos anchos; una camiseta vieja rota, preferiblemente blanca (si no está rota la romperemos nosotros con unos cuantos agujeros); un pañuelo muy largo con colores tierra que tampoco esté muy nuevo, complementos (bisutería barata color marrón, collares y pulseras, o incluso color oro, los piratas robaban mucho); unas botas negras, bien altas hasta la rodilla o a mitad, pero nunca por los tobillos; un pañuelo rojo, un sombrero de pirata (de cualquier tienda de disfraces o todo a 100) y una pistola o espada también de aquí.

Si se prefiere falda, se puede o comprar en una tienda, una que sea ancha colores tierra o negra, también para romper en forma de picos, o hacerla con un trozo de tela cosida y cortada en forma de picos.

El pañuelo rojo será para ponerlo debajo del sombrero, lo demás se pone tal cual. También podemos añadir unos guantes viejos y rotos y hacernos algunos complementos en el pelo, pero cuanto más despeinado mejor.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013