Cómo hacer un tút sin costuras para un disfraz de Frutillita

Los niños adoran disfrazarse. Los chicos prefieren vestirse de superhéroes, mientras que las chicas se decantan más por las princesas y los dibujos animados como Frutillita. Si quieren disfrazarse de ella, quedará mejor hacerlo casero que comprarlo, puesto que seguramente no lo encontremos o sea demasiado falso.

Para ello, necesitarás: una falda tutú, unos leotardos rojos, un trozo de tela de goma elástica, tul verde, fieltro rojo y una diadema.

Para comenzar, pinta lunares grandes rojos en los leotardos de modo que parezcan las pepitas de una fresa. Después, mide la cintura de la niña con la goma elástica y córtalo a esta medida, pegando los extremos para que quede el círculo perfecto. Seguido, corta el tul azul en tiras, alrededor de unas doce y de unos 30 cm de largo y átalas a la goma, una a una, hasta que quede con la forma de un tutú.

A continuación, recorta el fieltro rojo con forma de frutilla y pégalo a la diadema, para que el disfraz esté completo. Finalmente, sólo habrá que probárselo todo a la niña y comprobar que hace juego y que todo tiene sus medidas ideales. Si algún trozo del tutú nos ha quedado más largo que los demás, bastará con recortarlo, al igual que con la diadema. Si todo ha salido bien, tendremos una auténtica Frutillita lista para conquistar a todos los niños y padres de donde vaya a lucir el disfraz, y a la que no puede faltar hacerle muchas fotos, recordando así nuestro gran trabajo de elaboración.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013