Cómo maquillarse un corte en el cuello para Halloween

Los cortes en el cuello pueden hacerse de varias maneras, dependiendo sobre todo del dinero que queramos gastarnos y de la profesionalidad que queramos obtener en nuestro nuevo corte en el cuello.

La forma más barata es con diferencia simular que tenemos un corte, pero que ya hemos ido al medico para que este nos cosa la herida y por lo tanto solamente tenemos la costura. Esto podemos hacerlo con un rotulador permanente, dibujando una gran línea recta y otras muy pequeñas que la crucen, simulando que estos últimos son los hilos quirúrgicos que el médico nos ha colocado. Esta es sin duda la forma más barata de dibujarnos un corte pero a nivel profesional, para rodar una película por ejemplo, quedaría bastante ridículo. Podemos también, si buscamos un toque más profesionalizado, utilizar distintos tonos de color carne y colores rojos y negros, que simularán la sangre y zonas podridas de nuestra piel como si estuvieran quemadas por un rozamiento brusco o por haberlas tenido demasiado tiempo sin curar.

Si queremos conseguir la profesionalidad total en nuestra herida utilizaremos lo que se llama latex líquido, un pequeño tubito que utilizan los profesionales y que le dará una nueva textura a nuestra herida abierta, haciendo parecer que tenemos desde hace días un trozo de piel colgando. Para esto lo mejor es probar en nuestro brazo a aplicar el latex y una vez conozcamos correctamente como funciona aplicarlo en nuestro cuello, con mucho cuidado y pintándolo después con pinturas rojas y negras, que darán la impresión de que tenemos una gran herida.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012