Cómo hacer un cascanueces

El cascanueces es una pieza decorativa durante la época de navidad, empleado originalmente para romper la gruesa cáscara de las nueces.

Para comenzar a diseñar un cascanueces se necesita reunir la madera necesaria, ya que es muy difícil tallarla, se recomienda comprar las estructuras de madera ya talladas y sin pintar. Para comenzar a pintar el cuerpo del cascanueces, se pinta la cabeza de color verde, el pecho de color negro y la cintura de color azul. Estas tres piezas son cilíndricas, la pieza del pecho se caracteriza por contener un pivote en donde se ensamblará la boca.

Una ves pintadas las tres primeras piezas, se toma la madera que formará las piernas, éstas se pintan de color púrpura, los pies de gris y la base naranja. Las piernas deberán tener una ranura en la base para que se incrusten en los pies, quedando en posición vertical, y a su vez, los pies tendrán una ranura en la planta para colocarlo en la base.

Ya que se formaron las piezas de las piernas se pintan las manos y los brazos; las manos serán de color amarillo y los brazos rojos. La figura de la mano es completamente redonda y se adapta al brazo.

Ya que se tienen todas las estructuras, es momento de ensamblarlas al pecho, si las piezas contienen ranuras, se armarán de forma sencilla, de no ser así se pueden crear las ranuras con una navaja para ensamblarlas o pegarlas con pegamento permanente que no permita que las piezas se muevan y a su vez no degraden la pintura. Una vez formado casi por completo el cuerpo, sólo hace falta colocar la cabeza.

Cuando el cascanueces es funcional, el pivote sube y baja para romper la nuez, si solamente es decorativo, es una pieza fija. En la cabeza se dibujan dos grandes ojos, dientes blancos, dos círculos rosas en las mejillas y la forma de un gorro militar en la cabeza.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Fiestas
Ultima modificación: 04/26/2013