Cómo colgar un cuadro

¿Quién no tiene en su casa un cuadro puesto? En la mayoría de los hogares hay algún cuadro en las paredes. Por ello, en este artículo te vamos a explicar cómo colgar un cuadro para que el día de mañana puedas poner tú mismo, los cuadros en la pared.

Parece una tarea fácil pero hay que tener varias cosas en cuenta como las herramientas que vamos a utilizar, las que necesitamos según el cuatro que vayamos a colocar… y todo para que luego no nos arrepintamos y el cuadro acabe en el suelo un día por la noche de golpe.

Los cuadros es conveniente ponerlos a la altura de las personas. En las habitaciones pequeñas pon los cuadros verticales y en las más grandes puedes poner cuadros grandes.

Vamos a necesitar: tacos, hembrillas, escarpias, cinta métrica, martillo, alambre, talado y cuelga fáciles.

Lo primero todo y a lo que tenemos que dedicar bastante tiempo es a centrarlo. Normalmente los cuadros tienen una estructura propia desde donde se cuelgan, si no la tienen, bastaría con poner unas hembrillas. A partir de ahí lo que tenemos que hacer es introducir en la pared el cuelga fácil. Y a partir de ahí poner los clavos para colgarlo.

Si lo que vamos a colgar es un cuadro muy grande lo que tenemos que hacer es atornillas las hembrillas en la parte trasera, pero éstas tienen que ser especiales para aguantar peso. En esta ocasión para colocarlo recto debemos coger un nivel para centrarlo en la pared. Una vez lo tengamos hacemos las marcas en la pared y a partir de ahí taladraremos las señales y colocaremos un taco con una escarpia para colgarlo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 07/05/2012