Cómo poner una lavadora fácilmente

Poner una lavadora no es una tarea difícil, pero necesitas estar familiarizado con los elementos de la misma. También debes tener en cuenta algunos consejos básicos para no estropear tu colada.
Todas las lavadoras constan de: un cajetín para el detergente y el suavizante, un tambor, un botón con los distintos programas de lavado y un botón con la temperatura. El cajetín consta de cuatro apartados, uno para el detergente para el lavado, otro para el detergente para el prelavado si la ropa está demasiado sucia, uno para el suavizante y otro para la lejía.
Antes de poner una lavadora, es necesario clasificar la ropa por colores para evitar que se tinte la ropa blanca con la ropa de color. Para ahorrar agua, electricidad y detergente, es conveniente que uses la lavadora con el tambor completo de ropa, a no ser que tu lavadora tenga un programa especial para media carga.

Si eliges poner una lavadora llena de ropa blanca, puedes usar lejía u otros productos blanqueantes. Sin embargo, si eliges poner una lavadora de ropa de color, ten cuidado de no usar lejía por muy sucia que esté la ropa, porque se estropearán los colores. En el mercado hay productos específicos para quitar manchas difíciles en la ropa de color.
Mete la ropa en el tambor de tu lavadora. Algunas lavadoras se cargan por el frente y otras por la parte superior. Cierra el tambor y coloca en el cajetín la cantidad conveniente de detergente y suavizante. En el cajetín está marcado la cantidad de cada producto que hay que echar.
Cuando tengas todo listo, programa la lavadora usando el botón de los programas. Hay distintos programas, busca el más adecuado para tu colada. En general, si desconoces las condiciones específicas de lavado de tus prendas, es conveniente utilizar por precaución un lavado en agua fría. El agua caliente estropea muchos tejidos delicados.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 10/16/2012