Cómo utilizar una depuradora

Siempre debajo de las piscinas o en un lugar donde existe mucha agua para consumo o para disfrute propio,  ha debido de pasar anteriormente por una depuradora que realizará lo necesario para poder usar esa agua sin que exista ningún tipo de peligro de contaminación.

Esta depuradora normalmente la habrá colocado un instalador especializado, aunque si es una de pequeño tamaño podremos instalar nosotros mismos.

Cuando la tengamos instalada deberemos de conocer algunos puntos importantes a la hora de usar la depuradora de agua.

La depuradora consta de varias partes, en primer lugar nos encontraremos con la bomba, que será la que nos dará una cantidad de agua que pasará por ella para ser depurada. En ese caso dependiendo del tamaño, sabremos la cantidad de agua que podría ser depurada en un cierto tiempo determinado. Si conocemos la cantidad de agua que necesitamos depurar, podremos calcular el tiempo que tardará, haciendo un cálculo con la cantidad de agua que pasa por la depuradora

La bomba viene a su vez con un pre filtro, que deberemos mantenerlo limpio regularmente para no tener problemas de circulación de agua. Lo siguiente será el filtro.  Contendrá arena de siles donde se detendrá todas las partículas contaminantes que puedan ir en el agua. Mientras mejor sea el filtro y las arena, más trasparente y clara será nuestra agua.

Deberemos vigilar que el filtro no es estropee con una regulada vigilancia para que no se colmate (se llene de cal) que normalmente será con una válvulas de seguridad.

Ahora encontramos el desinfectante, serán pastillas de cloro o algún dispositivo que nos ayudará a limpiar el agua y así mantener la piscina limpia y segura para poder utilizarla sin ningún tipo de problema.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 07/05/2012