Cómo hacerse unas rastas

La afición por la imagen nos lleva a veces a buscar estilos que sean adecuados con nuestro movimiento interior el que, justamente por materializarse corporalmente de una manera tan poco individual y por poder vestirlo como queramos, muchas veces pasamos por alto. Esta afición nos lleva también, en ciertas ocasiones, a confundir un estilo con un movimiento más radical y profundo como lo es, por ejemplo, el Rastafari.

Quizás sea conveniente, antes de optar por lucir este a veces drástico estilo, tener en cuenta que el término rasta es una definición que suele aplicarse comúnmente a un tipo de peinado, formado por dreadlocks, pero que, en realidad, hace alusión a una religión basada, en términos generales, en el temor a la clausura espiritual –tal como el término inglés sugiere- que podría generar el sometimiento a los valores impuestos por las ideologías dominantes. Es decir que, si justamente pensabas hacerte este peinado sólo por seguir el dictado de la moda, terminarías por lucir una hermosa paradoja en tu cabeza. De cualquier modo, es un hecho que cualquiera puede llevarlas y que la moda así lo sugiere.

Lo ideal es tener un largo de cabello de entre quince y veinte centímetros, por lo demás, hacer un dreadlock es bastante sencillo y hay varias maneras de lograrlo. Muchas de ellas son demasiado nocivas para el cabello, por lo que te daremos algunas claves para que puedas hacerlas tú y ahora mismo. Una de ellas es tomar con ambas manos un mechón de cabello seco proporcional al ancho que desees obtener y separarlo en dos. Luego, harás una especie de trenza girando el mechón sobre sí mismo y cruzando las dos secciones. Sólo debes repetir estos pasos hasta llegar a trenzar todo el largo de pelo. Ayúdate con una aguja de crochet para esconder las puntas que queden sueltas, introduciéndola verticalmente en el dreadlock y presionando suavemente.

Otra manera de formarlos es tomar un mechón de cabello, abriéndolo desde la punta hacia la raíz y volviéndolo a cerrar, de manera que pronto notarás que el cabello se va enredando. Entonces, frota el dreadlock y repite el proceso hasta abarcar todo el largo del cabello. También deberás utilizar una aguja para sujetar las puntas sueltas.

Una vez finalizadas, puedes conseguir una cera especial para dreadlocks de modo que puedas mantenerlas unidas, con forma y peso.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012