Cómo ponerse una horquilla

Una horquilla es un objeto que no debe faltar en tu bolso, con ella puedes lograr acomodar, sujetar, decorar o bien crear un peinado completamente nuevo. Sin dudas, a la hora de ir a comprarlas la elección no se nos hace fácil porque hay una muy amplia variedad no sólo en tamaños, sino también en colores y texturas. Como si fuera poco, suelen ser tan económicas que cualquiera puede sentirse propensa a la compulsión.

Existen tres tipos básicos de horquillas: las de tipo “clip” brindan la posibilidad de sujetarlas de un modo más seguro al cabello, suelen utilizarse como detalle pero también sirven para sujetar correctamente mechones de cabello. Sólo debes abrirlas presionando la zona central de las mismas, colocarlas en el mechón de cabello que quieras sostener y presionar colocando un dedo por debajo y otro por arriba del clip. Lo ideal es dejar el mechón de pelo caer por su propio peso entre las prensas del chip, sin extenderlo ni doblarlo, a fin de garantizarnos que quede prolijo una vez que éste se cierre. Al igual que las horquillas clásicas, los clips vienen de varios tamaños, de muchos colores y estampados, opacas y brillantes, con texturas lisas, porosas, rugosas y hasta forradas en hilo.

Las horquillas clásicas son aquellas utilizadas principalmente para elevar o sujetar el cabello dándole un detalle especial, son utilizadas incluso para embellecer peinados de fiesta porque suelen llevarse como base de un tocado o aplique de mayor importancia. La forma de colocarlas es separar cuidadosamente las pinzas y deslizar esta apertura de modo perpendicular al mechón de cabello de modo que éste quede sujeto entre ambas. Si se busca mayor fijación en el peinado puede deslizarse la pinza anterior de la horquilla sobre el cuero cabelludo, de modo que ésta quedará inmovilizada y no podrá deslizarse por el cabello tan fácilmente.

Por último, las horquillas de peinado son utilizadas sólo para acomodar y fijar el cabello, dando el toque final al peinado. Puedes conseguirlas en la gama de los marrones y en negro, es decir, en los colores de cabello clásicos ya que la idea es que no puedan ser vistas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012