Cómo quitar unas trencitas

Aunque la técnica que te ofrecemos para desarmar tus trencitas requiera mucho cuidado y suavidad, pero por sobre todo paciencia, ésta no será tanta como la necesaria al hacerlas. La mejor manera de quitar este hermoso peinado sin dañar ni cortar el largo de tu cabello es servirte de las yemas de tus dedos para desprender desde la parte inferior de la trenza y en dirección al cuero cabelludo, uno a uno, los nudos que atan sus partes. Sujeta la trenza con tus manos e introduce cuidadosamente la yema de tu dedo índice en el orificio que deja el cruce que forma el último nudo de la trenza y presiona suavemente hacia abajo. Una vez que se hayan separado las mechas, cuida mantenerlas separadas, tal como estaban al hacer el peinado. De este modo, una vez que hayas desatado los primeros nudos, el resto se aflojará y desprenderá por sí mismo, luciendo perfectamente sano y ondulado. ¡Ideal para llevarlo como un nuevo peinado!

Si se trata de un trenzado muy fino y ajustado, sobre todo cuando se ha hecho en cabello fino, lo mejor es utilizar una aguja de crochet o elemento similar angosto de metal, ya que éste resbalará fácilmente sobre la superficie del cabello sin dañarlo. En este caso, es preferible dejarlo lo más seco posible.

A la hora de hacerlas, siempre es conveniente utilizar un producto humectante que mantenga las tiras de cabello unidas, esto facilitará la posterior tarea de desprenderlas. Si tu cabello luce reseco o las trenzas se han ido desarmando, lo ideal es ayudarte con un producto humectante, preferiblemente de textura aceitosa, para mantener el cabello unido y resbaladizo. Una vez desechas las trenzas, nunca cepilles tu cabello. Es conveniente primero lavarlo y aplicar una buena dosis de producto humectante y desenredante, para luego pasar un peine de dientes anchos. Sólo una vez que te hayas asegurado que su cabello esté perfectamente desenredado, puedes proceder a cepillarlo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Belleza
Ultima modificación: 07/20/2012