Ideas de tatuajes para una mamá

El tomar la decisión de tatuar tu cuerpo es una decisión definitiva. No es algo que puedas tallar con agua y jabón para borrarlo. Cualquier marca que pongas en tu piel mediante un tatuaje es permanente y debe reflejar una idea, un pensamiento, un compromiso, un símbolo de espiritualidad, filosofía, creencia, etc. Por ello se debe pensar muy bien y dos veces cuando se esté a punto de tomar la decisión de grabar un tatuaje en nuestra piel.

Para una madre es un acto especialmente complicado, pues bien puede reflejar un ejemplo hacia las personas que le rodean. Si bien cada quien es dueño de su cuerpo y tiene la libertad de embellecerlo, adornarlo o decidir hacer lo contrario a ello por decisiones propias, no se puede descartar el hecho que la figura materna es un rol que algún día será imitado en mayor o menor medida y que tendrá un significado singular para la vida de ciertas personas, siendo primeramente el caso del hijos.

Cuando una madre toma la decisión de tatuar su cuerpo debe considerar que esto puede repercutir automáticamente en la decisión del hijo para imitarla. Principalmente si el hijo aún es pequeño.

Una vez tomada la decisión y tratándose de una madre joven, algo discreto y simbólico es apropiado. Como una frase, palabra, símbolo o figura pequeña o corta que represente su personalidad y sea importante. Por ejemplo alguna frase como: “El amor mueve al mundo”, “Todo lo que importa es el amor”, la fecha de un acontecimiento que marcó su vida, el nombre de su hijo o hija, todo escrito con letras estilizadas y delgadas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/31/2012