Prendas imprescindibles en el fondo de armario de un hombre

Si eres un fiel lector seguramente habrás pasado por nuestro artículo “Cómo conseguir un buen fondo de armario”. Allí hemos dado pautas claves para comenzar a organizar tu guardarropa. En principio, debes animarte y tomar el tiempo necesario para sacar de él todas aquella prendas que ya no uses o no sean de tu talla, sé realista y deja sólo lo que realmente vayas a utilizar. Luego, separa la ropa por temporadas dejando a la vista sólo la que puedas llevar en los siguientes meses. El resto, guárdalo limpia y ordenadamente en los lugares que menos utilices del guardarropa o, incluso fuera de él, la idea es olvidar que existe, sólo por estos meses. Las prendas restantes, es decir, las que realmente utilizarás esta temporada,  deben ser ordenadas por categorías, es decir, pantalones, camisetas, sudaderas, chaquetas, etc. y, luego, por color. De este modo, podrás advertir qué es lo que tienes a la hora de vestir para combinar más fácilmente. También podrás notar con más facilidad cuáles son las prendas y colores que faltan.

Una vez ordenado de esta manera el guardarropa, considera que existen cuatro tipos de conjuntos que no deberían faltar: deportivo, informal, formal y de etiqueta. En este último caso, el esmoquin es el tipo de traje más versátil, de modo que, si debes adquirir uno, ésta sería una buena opción. Elige color negro y camisa blanca para asegurarte que no fallarás, el calzado a combinar debe ser clásico, cerrado y de cordones, para garantizarte que perdure a pesar de los dictados de la moda. Por lo general, tener sólo un traje de etiqueta será suficiente mientras que deberás tener al menos dos o tres variedades de trajes formales. Recuerda que esto debes decidirlo según tu estilo de vida y el uso que le des a cada tipo de vestido. En el caso del traje formal, elige también modelos de corte clásico y tonos oscuros, combinados con camisas de colores claros y sobrios para poder llevar con cualquier tipo de corbata, los zapatos podrán tener esta vez algún detalle, por ejemplo, de hebillas.

El vestuario informal es de lo más variado, si sueles vestirte de este modo habitualmente, fíjate de conseguir un calzado deportivo, otro semi deportivo y uno cómodo y sin cordones. No puede faltarte un buen vaquero y un pantalón de pana o tela similar. En cuanto a las prendas superiores, debes tener varias camisetas, tanto lisas como estampadas, de cuello redondo y tipo polo, de mangas cortas y largas. Al menos dos camisas de corte informal, también una lisa y otra estampada, consigue al menos un jersey para combinar con ellas y una chaqueta de elegante sport, en estos últimos casos siempre es conveniente optar por prendas clásicas y de colores sobrios de fácil combinación como el negro, el gris, el verde o el azul. El conjunto deportivo queda a tu gusto.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012