Cómo alimentar a las aves de corral con productos caseros

Las aves de corral pueden alimentarse con piensos comerciales o con productos caseros. Los beneficios del pienso comercial es que se adecúa a las necesidades nutritivas concretas de estas aves. Pero, atendiendo a estos consejos, podrás alimentar a tus aves de corral con productos caseros.

Como fuentes principales de energía, se usan granos de cereales: maíz, arroz, trigo, cebada o quinoa. Como fuentes de proteínas pueden usarse el glúten de maíz, la alfalfa molida, la harina de pescado, de carne, de hueso o de sangre.

Puedes darle restos de comida, pan duro, hortalizas y leche, pero las aves de corral no deben comer cáscara de patata cruda, puede llegar a ser venenosa. Sin embargo, las mondas de fruta sí son convenientes para alimentarlas, excepto las de los cítricos.

Es importante que las aves de corral tengan una alimentación equilibrada. La carencia de proteínas puede ocasionar en las aves de corral infecciones, además crecerán menos y pondrán pocos huevos.

La carencia de minerales provoca que los huevos que ponen tengan una cáscara muy fina o no tengan cáscara. En ocasiones, las gallinas se comen sus propios huevos si no están bien nutridas. También pueden llegar a curvarse los huesos de sus patas. Para solventar la carencia de calcio, lo mejor es triturar cáscaras de huevo y añadírselas a la comida de tus aves.

Un déficit de vitaminas les provoca debilidad, un crecimiento lento y exudaciones en nariz y ojos. Para mejorar el aporte de vitaminas, añade plantas verdes, hojas de acelga y lechuga, a su dieta.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012