Cómo hacer una trampa para cazar moscas

Cazar moscas no es una tarea difícil si sabes contruir una trampa adecuada. Con una garrafa de agua vacía de cinco litros y algunos restos de comida, preferiblemente carne o pescado, puedes hacer una trampa fácilmente.

Para hacer esta sencilla trampa atrapamoscas, sólo tienes que meter los restos de comida dentro de la garrafa. Después, llena la garrafa de agua hasta la mitad aproximadamente y haz dos agujeros algunos centímetros por encima del agua, uno frente al otro, de unos dos centímetros de ancho por uno de alto. Las moscas, atraidas por el olor de los restos de comida, entrarán en la garrafa. Una vez dentro, no encontrarán la salida. Las moscas atrapadas intentarán volar hacia arriba, que es lo que les dicta su instinto. Chocarán con las paredes de la garrafa una y otra vez y, cuando estén agotadas de volar para intentar escapar de la trampa, caerán en el agua y morirán ahogadas.

Coloca la trampa colgándola de un árbol. Si la dejaras en el suelo podría atraer a los ratones o a otros animales. Es posible que los primeros días no entre ninguna mosca en la trampa pero, conforme vaya pudriéndose el cebo, aumentará el olor y las moscas comenzarán a entrar. Esta trampa no es adecuada para el interior de la vivienda por el mal olor que desprende, sólo para exteriores.

Si lo que quieres es cazar moscas vivas para dárselas de comer a tus insectos depredadores o reptiles, es mejor que aprendas cómo criar moscas de la fruta que usar una trampa atrapamoscas. Sólo necesitas poner una fruta bien madura cerca de una ventana y esperar el tiempo suficiente para que las moscas proliferen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012