Pelota para un hámster: precauciones

Los hámsters son pequeños roedores a los que les gusta correr. Habitualmente, las jaulas de hámster no son demasiado grandes, así es conveniente que dispongan de una rueda para correr. Sobre todo les gusta hacer ejercicio de noche. Pero hay otra solución para que tu hámster se mantenga en forma, comprarle una pelota para correr.

Es muy divertido ver a un hámster correr en una bola, pero hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta, como su visibilidad. Las pelotas de correr suelen ser de plástico transparente, pero a veces está teñido de colores demasiado oscuros que impiden al hámster ver con claridad.

Debes tener vigilado en todo momento a tu hámster mientras está corriendo en su pelota. Ten especial cuidado con los desniveles, puede herirse gravemente, aunque la altura no sea grande. Mantenlo alejado de las escaleras o bloquea el acceso a éstas.

Es mejor que el hámster corra en su bola por pasillos o habitaciones amplias, sin muchos muebles o esquinas con los que golpearse, porque podría hacerse daño.

Si hay niños delante, vigílalos también a ellos, que no pisen la pelota, la lancen, la dejen caer o la pateen. También debes tener cuidado si tienes un perro o un gato.

Algunos hámsters se estresan en las bolas para correr, si crees que le da miedo, no le obligues a usarla. Aunque resulte que a tu hámster le encanta su bola, recuerda sacarlo para que descanse de vez en cuando. Dentro de la bola hace más calor, necesitará beber agua y tomar un poco de aire fresco.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012