Trucos para evitar las bacterias de nuestras mascotas

Cuando se convive con animales, mantener la casa limpia es completamente necesario, tanto para la salud de tus mascotas como para la tuya y la de tu familia.

Las bacterias son responsables de multitud de enfermedades. Para prevenir la proliferación de bacterias, debes desinfectar tu casa con cierta regularidad. El uso de lejía para fregar el suelo es muy conveniente cuando convivimos con perros, gatos y otros animales que anden sueltos por la casa.

Los animales deben estar vacunados y desparasitados. Como mínimo, debes llevar a tus mascotas al veterinario una vez al año. Esto es especialmente necesario en el caso de los perros porque salen de casa y pueden entrar en contacto con bacterias, parásitos y otros agentes patógenos.

Las camas de nuestras mascotas deben ser lavables y es necesario mantenerlas en buenas condiciones higiénicas. Los platos de comida y agua tienen que estar siempre limpios. Friega los platos a diario, no dejes que se acumulen restos de comida durante días.

También es necesario bañar a nuestras mascotas usando champús especiales que los protejan de pulgas, garrapatas y otros insectos. Los insectos no sólo causan picores sino que transmiten enfermedades parasitarias y bacterianas. Además, puede ser recomendable ponerles un collar antipulgas.

Es importante cuidar aún más la higiene en los meses más calurosos. Las altas temperaturas ayudan a la proliferación de bacterias y otros microorganismos.

Tu propia higiene personal ayudará también a mantener a las bacterias a raya. Lávate las manos con agua y jabón con frecuencia, sobre todo después de acariciar a tus mascotas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012