Beneficios del aceite de tiburón

El aceite de tiburón es un producto único, proviene del hígado de escualos de aguas profundas. Usado como medicina o suplemento dietético, tanto para uso tópico como en píldoras, sus beneficios más notables son los siguientes:

Sistema inmunológico

La resistencia natural del organismo contra todo tipo de alteración patógena –infecciones, mutaciones, presencia de cuerpos extraños- se ve reforzada con la ingestión de aceite de tiburón. Su alto contenido en vitaminas y minerales facilita la síntesis de proteínas inmunológicas y eleva los antioxidantes en sangre.

Cuidado de la piel

La riqueza en vitamina A del aceite de tiburón lo convierte en un producto altamente eficaz para el tratamiento de enfermedades de la piel y su prevención. Por otra parte, la presencia de escualamina en su composición le otorga un carácter hidratante de alto valor en la protección de zonas delicadas como labios, manos y cara.

Alivio de los efectos de la radiación

Los alkilgliceroles presentes en el aceite de tiburón facilitan la recuperación de los tejidos afectados por las radiaciones terapéuticas. La escualamina, por su parte, posee propiedades anticancerígenas reconocidas.

Hemorroides

El escualeno es patrimonio absoluto de los tiburones de aguas profundas. Su efecto antiinflamatorio hace que el aceite de tiburón sea el producto más buscado para el alivio de las hemorroides. Por otro lado, su composición química -en algunos aspectos similar a la leche materna- convierte al aceite de tiburón en un excelente regenerador de los tejidos blandos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/07/2012