Cómo reducir los niveles de cortisol

El cortisol es la hormona del estrés. El organismo la genera en abundancia durante períodos de tensión con vistas a satisfacer la elevada demanda energética que requieren las intensas respuestas físicas y mentales en esos momentos.

Debido a que el cortisol actúa como regulador de las energías metabólicas, su presencia excesiva en la sangre genera efectos adversos como elevación de la glucosa, ganancia de peso, retención de líquidos e ineficacia del sistema inmunológico.

Es por ello que resulta útil seguir algunas normas nutricionales y de conducta para mantener el cortisol en sus niveles óptimos.

Proteínas

Un consumo insuficiente de estas eleva el cortisol. Cuidar que provengan de alimentos sanos –pollo, pescado, nueces- para evitar la ingesta de grasas saturadas en exceso.

Ácidos grasos

Omega 3 reduce la inflamación y por ende los niveles de cortisol. Pude ingerirse sin necesidad de suplementos si se consume suficiente pescado de aguas frías –atún, bonito, jurel-, aceite de oliva virgen, leguminosas, frutos secos y semillas de lino.

Gluten

El abuso de alimentos como arroces, pastas de trigo, panes no integrales y dulces de harina añaden gluten al sistema digestivo, provocando inflamaciones crónicas que a su vez estimulan la producción excesiva de cortisol.

Estilo de vida

Todos los factores conducentes al estrés y a los estados de ánimo alterados deben controlarse al máximo. Para ello resulta muy útil cumplir con la planificación de las actividades del día, sin que en ella falte espacio para el ejercicio aeróbico, la meditación profunda, el masaje y un sueño tranquilo y reparador.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/07/2012