Efectos secundarios post-píldoras anticonceptivas

Los anticonceptivos orales suelen tomarse por mucho tiempo si funcionan bien y no generan los molestos efectos secundarios. Hay mujeres que los emplean por 15 años o más sin otra interrupción que los períodos de placebo.

Cuando por alguna razón llega el momento de abandonar las píldoras, surge la preocupación de cómo hacerlo. Después de tanto tiempo de suplementación hormonal, la interrupción súbita del suministro despierta dudas sobre la reacción del organismo ante su carencia.

Tras la interrupción del tratamiento, con independencia del tiempo durante el que se tomó la píldora, el organismo excreta los restos hormonales del anticonceptivo en 48 horas. Entonces comienza la producción de sus propias hormonas, dando inicio a un nuevo ciclo menstrual.

Algunas mujeres menstrúan en un par de semanas y otras en algunos meses. Incluso pudiera haber ausencia de menstruación, síntoma conocido como amenorrea post-píldora. Cuidado, recordar que si se mantienen relaciones sexuales no protegidas tras la suspensión del tratamiento anticonceptivo, podría haber un embarazo. También se reportan irregularidades, tanto en la frecuencia como en la cantidad de las menstruaciones.

Aunque no se ha establecido una relación directa entre el cáncer ginecológico y la suspensión del tratamiento anticonceptivo, resulta evidente que se perderán los efectos protectores que han sido probados en aquellos. Igualmente, sus probables riesgos para la salud también desaparecerán.

Luego de abandonar un tratamiento anticonceptivo es conveniente observar con cuidado sus consecuencias y acudir al facultativo en cuanto se perciba cualquier sintomatología, pues cada mujer reacciona de manera diferente durante el período post-píldora.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/07/2012