Como mantener los anteojos limpios

El cuidado de los anteojos es necesario si queremos mantenerlos en perfecto estado durante mucho tiempo. Estos consejos sirven tanto para los anteojos normales como para los de sol.

En primer lugar limpiaremos siempre los cristales cuando veamos que estén sucios. Nunca los limpiaremos con toallitas húmedas, pañuelos o papel de cocina. El modo que recomiendan en las ópticas es lavar las gafas con agua tibia y un jabón neutro y posteriormente se seca con la toallita de microfibra que suele venir con ellas. Otra forma de limpiarla puede dañar el cristal o el material con el que está hecho por lo que acortaría la vida de nuestras gafas.

Otro consejo para mantener siempre limpias nuestras gafas es mantenerlas guardadas en su estuche cuando no las vayamos a usar. De esta forma conseguiremos que no se llenen de polvo o los protegeremos de golpes y ralladuras cuando los transportemos si no los llevamos puestos.

Otro consejo para mantenerlos limpios es no colocarlos sobre la cabeza. El pelo suelta grasa de forma natural por lo que será muy fácil que los cristales de nuestros anteojos se puedan untar. Además colocar las gafas en la cabeza puede provocar que las gafas se ensanchen y pierda la configuración con la que nos la hicieron en la óptica.

En definitiva, la mejor forma para mantener los anteojos limpios es llevando cuidado y no tocando los cristales con los dedos manchados. Quienes necesitamos de ellos para ver sabemos que es muy molesto llevar las gafas sucias pues nos impiden ver correctamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tiempo libre
Ultima modificación: 10/01/2012