Cómo pinchan ciertas plantas

El término pinchar o trasplantar se refiere a quitar un retoño de la planta o un pequeño grupo de retoños de un grupo más grande de plantas. Los jardineros pueden hacer crecer plantas sembrando un gran número de semillas en una superficie plana de tierra pero ésta no tendrá suficiente espacio para que las semillas se conviertan en plantas. Para resolver este problema, los jardineros transplantan un retoño y lo transfieren a su propia maceta para que continúe creciendo. Este método permite a los jardineros hacer crecer un mayor número de plantas pequeñas y además asegura que todas crecerán bien hasta que sean puestas en macetas más grandes.

Es una etapa importante en el cultivo de las plantas que han crecido a partir de semillas. Tan pronto como los retoños puedan manipularse fácilmente, pueden trasladarse a macetas más profundas que les darán a sus raíces más espacio para poderse desarrollar. Si el retoño se deja en su maceta original por mucho tiempo, no crecerá adecuadamente.

El consejo tradicional dice que los retoños no deben ser trasplantados hasta que las primeras hojas aparezcan, aunque el jardinero debe ejercitar el sentido común y moverlas únicamente cuando tengan el tamaño suficiente para poder ser manipuladas. En el caso de los retoños grandes, esto puede hacerse antes de que las hojas verdaderas se hayan desarrollado.

Eliminar los pequeños retoños de una maceta para ser trasladados a sus propios contenedores puede resultar una tarea delicada. La regla de oro es nunca manipular las plantas por sus tallos, los cuales pueden romperse fácilmente, sino siempre hacerlo por sus hojas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 01/14/2013