Nacen de semillas todas las nuevas plantas

Algunas plantas nunca producen semillas y en lugar de usarlas como método de reproducción, se reproducen usando esporas. En otros casos, algunas plantas con flores hacen uso de la reproducción vegetativa. Esta es una forma de reproducción asexual en la que una nueva planta crece a partir de la parte vegetativa (sin flores) de la planta madre.

Algunas plantas nunca evolucionan para producir semillas. En vez de eso, producen esporas que viajan en el viento y requieren agua para reproducirse. Algunos ejemplos de este tipo de plantas incluyen los licopodios, los helechos y las colas de caballo.

Por otra parte, los bulbos son tallos muy cortos con hojas envueltas y alimento almacenado muy cerca alrededor del tallo. Un brote produce los brotes florales para el siguiente año y los brotes laterales forman las nuevas plantas. Una cebolla es un ejemplo de un bulbo.

Los tubérculos, como los bulbos, están formados por un tallo corto. A diferencia de los bulbos, el tallo por sí mismo almacena la comida mientras las hojas circundantes tan sólo forman escamas delgadas parecidas a un papel.

Los rizomas son tallos que crecen horizontalmente por debajo de la tierra y hacen crecer retoños que forman nuevas plantas. Los rizomas también son usados como reservas de comida para la planta.

Los estolones son tallos horizontales que se extienden desde la planta madre pero permanecen por debajo de la tierra. Cuando los brotes terminales de un estolón tocan la tierra, echan raíces y producen una nueva planta. Las fresas son un ejemplo popular de una planta que utiliza estolones para reproducirse.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 12/21/2012