Dónde viven los conejos

En estos momentos la población australiana de conejos se estima en unos 300 millones, con graves incidencias en el resto del ecosistema. La increíble facilidad de reproducción del conejo hace que esta especie se haya extendido casi por todo el mundo, siempre que haya encontrado un hábitat acorde con sus necesidades.

Por regla general el conejo salvaje vive en praderas secas, linderos de bosques, parques, etc. En montañas puede llegar a habitar en alturas de hasta 1.500 m, en concreto la especie típica del monte, que disfruta entre el matorral mediterráneo y las encinas. Esta especie muy adaptable, aunque evita los grandes bosques. Requiere un suelo donde pueda excavar. Se la pueda encontrar por toda la Península Ibérica y las Baleares.

El conejo es de costumbres casi nocturnas, aunque en los días calurosos es frecuente encontrarle correteando al mediodía. El conejo vive en colonias bajo la tierra, ya que construyen laberínticas galerías subterráneas, las llamadas conejeras.

Los conejos viven agrupados en colonias compuestas por varios clanes que defienden su territorio frene a cualquier agresión, delimitando las fronteras para impedir la entrada a conejos de territorios vecinos. Los conejos utilizan la secreción de unas glándulas para impregnar las fronteras de su territorio. Esta frecuente actividad se conoce entre los científicos con el nombre de mentoneo.

La identificación de los componentes de un vivar y la demarcación territorial, se realiza mediante el olor. La orina cumple una misión homogenizadora, pues con ella se rocían machos y hembras y son constantes las deposiciones de este líquido en los confines territoriales.

El vivar de un conejo es una compleja red de galerías con varias vías de acceso, donde se refugia un grupo de conejos. En muchas ocasiones, el vivar se extiende en varios niveles y puede llegar a enormes estructuras con galerías superpuestas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 08/02/2013