Las polillas son venenosas

Se han identificado más de 165,000 especies de polillas y se cree que aún quedan muchas por descubrir. Estos insectos son familiares de las mariposas y ambas comparten un ciclo de vida llamado metamorfosis de cuatro etapas. Las polillas suelen tener colores más térreos que sus policromas primas.

Las polillas parecen polvosas al tacto debido a los cientos de pelos y escamas prismáticas que cubren sus salas. Sus antenas emplumadas no terminan redondeadas. Las polillas usan esta parte de su cuerpo para percibir los olores, y una especie, la polilla de cecropia, hasta puede detectar el olor de una pareja hasta siete millas a la redonda de distancia. Las polillas son animales activos durante la noche y se sienten especialmente traídos por la luz artificial. Durante el día, descansan dejando sus alas extendidas o abrazando su propio cuerpo.

Algunas polillas, las polillas tigre (Arctiidae), son venenosas debido a las toxinas que ingieren mediante su alimento cuando se encuentran en su etapa de larvas. Durante el día, los insectos que son tóxicos mandan una señal de precaución hacia los demás animales usando colores brillantes, pero las polillas tigre son animales nocturnos y sus principales depredadores son los murciélagos, que cazan mediante sonidos que ellos emiten. Así que en este caso, las polillas emiten sonidos que previenen a los murciélagos acerca de su toxicidad. Estas polillas pueden emitir pulsos ultrasónicos que confunden a los murciélagos mientras cazan. Los murciélagos utilizan un método llamado ecolocación para localizar las presas; y las pulsaciones de las polillas interrumpen los intentos del murciélago para localizar a las polillas interfiriendo con dichos sonidos de ecolocación.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 12/13/2012