Por qué los osos polares no comen pingüinos

El hábitat de los osos polares se encuentra en el polo norte, dentro del ártico, en esta zona del planeta llegamos a encontrar pequeñas y solitarias tribus nativas del ártico, las extremas temperaturas complican la vida, es por esta razón que los osos polares cuentan con un territorio muy amplio para caminar, se estima que esta especie es el carnívoro de gran talla con más variedad de especies.

El gran tamaño de estos animales los obliga a consumir grandes cantidades de alimento, al ser un carnívoro, necesita emplear la mayor parte del día en buscar alimento para él y sus crías en la época de crianza. El principal alimento de esta especie son las focas que se encuentran la mayor parte del tiempo en el agua y en ocasiones en la tierra. Estos seres emplean estrategias y planean ataques para asegurar el plato del día, dependiendo de la edad del oso, cambia su forma de alimentación, los osos polares más jóvenes consumen prácticamente solo carne roja, por la gran cantidad de proteínas que posee, y conforme van envejeciendo demuestran preferencia por la piel de las focas debido a la gran cantidad de grasa que contienen.

Del otro lado del planeta, en la Antártica, encontramos un curioso género de ave, el pingüino, este animal de talla mediana, patas desarrolladas, grueso plumaje y alas atrofiadas, vive sobre capas de hielo muy gruesas en la parte del sur de Australia, América del sur, nueva Zelanda y África. El alimento preferido del pingüino son los crustáceos, los krills y calamares.

Con esta información entendemos que aún cuando el oso polar es un carnívoro, es imposible que se alimente de pingüinos, debido a que no habitan la misma zona del planeta. La única manera de que estas dos especies animales se pudieran encontrar sería en cautiverio dentro de un zoológico.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 12/13/2012