Por qué vuelan las aves

Existen varios factores que conjuntos permiten que las aves vuelen, lo que siempre ha sido una cualidad envidiada por los humanos.

Uno de esos factores son los huesos neumáticos livianos. La diferencia de los huesos de las aves con los de los mamíferos es que son huecos, y se encuentran revestidos y reforzados por duras y delgadas laminillas óseas, esta característica le da a las aves un esqueleto resistente, pero un peso corporal mucho más liviano, ya que en un ser vivo con huesos sólidos el 14.5% de su peso es el esqueleto, en cambio en un aves éste representa solamente el 4.5%.

Las alas y las plumas constituyen otro factor. Las alas son adaptaciones de las patas anteriores en los mamíferos, y las plumas son una sorprendente creación de la naturaleza y la evolución; estas se encuentran adheridas al cuerpo por una rígida estructura llamada cañón. La parte superior de cada pluma es una serie de barbillas unidas entre sí por pequeños ganchos que funcionan como cierres acoplándose tan perfectamente que impiden el paso de agua, tierra e incluso humo a través de ellas. Esta adaptación le dio a las aves una estrategia para aumentar el tamaño de su cuerpo, sin hacerlo más pesado.

Los músculos pectorales potentes conforman otro importante factor. Las aves cuentan con músculos aproximadamente veinte veces más potentes y fuertes si se comparan con los de los humanos, esto les permite mover rápidamente sus alas para emprender el vuelo y mantenerse planeando sin cansarse, estos músculos representan el 25% de su peso.

Sistema circulatorio y respiratorio de alto rendimiento: Sus pulmones son rígidos y controlados por sacos aéreos que les permiten manejar su respiración según sus necesidades de oxigeno, esto representa mayor desgaste y consumo de alimento y por ende un sistema circulatorio capaz de bombear sangre a grandes velocidades.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Animales
Ultima modificación: 12/21/2012