Como es que muchas plantas del desierto son carnosas

Una de las formas para sobrevivir a la sequía es acumular agua. Esto es lo que hacen muchas plantas del desierto para sobrevivir. En los tallos y en las hojas carnosas se pueden acumularse grandes cantidades de líquido por lo que se aseguran el agua hasta las próximas lluvias.

Otra de las adaptaciones fisiológicas que podemos encontrar en las plantas del desierto es que muchas de ellas no contienen hojas sino pinchas. De esta forma evitan la transpiración del agua y, además, es un sistema extra de defensa frente a los animales que buscan plantas carnosas de las que alimentarse. Un claro ejemplo de este tipo de plantas serían los cactus. Se sabe que ciertos cactus son capaces de duplicar el diámetro durante la época de lluvias para hacer acopio de reservas de agua durante los meses en los que no se producen las lluvias.

A parte de que las plantas sean de tipo carnoso también es importante destacar que otro sistema para asegurarse la supervivencia en el desierto es la forma en la que las plantas extienden sus raíces. Hay plantas que se decantan por buscar la humedad en la profundidad de la tierra alcanzando las raíces distancias de hasta 20 o 30 m bajo el suelo. Otras plantas en cambio, realizan esa misma distancia pero en horizontal para absorber la máxima cantidad de agua durante las lluvias. Sin embargo, la más curiosa de todas son las raíces de determinados arbustos que liberan veneno para impedir que otras plantas crezcan cerca de ellas por lo que limitan la competencia.

Si alguna vez te encuentras en un desierto y te encuentras sin agua busca alguna planta carnosa cercana pues en ellas bajo las pinchas se encuentra una fuente de agua de la que podrás beber.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Biologia
Ultima modificación: 11/22/2012