De donde procede el rocío

El rocío procede de un fenómeno en el que la humedad del aire se condensa adquiriendo la forma de gotas de agua debido a un cambio brusco en la temperatura o al entrar en contacto con superficies frías. El término rocío se suele referir generalmente a las gotas que suelen cubrir a las plantas.

Una de las formas en las que se genera el rocío es mediante el enfriamiento del suelo o pavimento durante la noche debido a que no recibe la radiación de los rayos del sol por lo que es posible que se produzca un punto de saturación por humedad en el que se forma el rocío. Si la temperatura ambiental o del aire es inferior a 0º C entonces lo que tendríamos no sería rocío sino escarcha. El proceso es prácticamente el mismo lo único que difiere son las propiedades físicas.

Se tiene la creencia de que este proceso sólo se produce durante las primeras horas nocturnas pero lo cierto es que se puede producir perfectamente siempre que la temperatura descienda lo suficiente para que se lleve a cabo dicha condensación.

Como dato curioso podemos decir que hay zonas en las que se han ideado sistemas de recogida de este tipo de agua para ser reutilizada. En concreto se ha demostrado que se pueden cosechar mas de 200 litros de agua en una sola noche por lo que es una propuesta a tener en cuenta para aquellas zonas en las que las temperaturas sean extremas o sean zonas áridas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Clima
Ultima modificación: 11/22/2012