Cómo controlar las luces de navidad con un microcontrolador

Aunque algunas cadenas de luces antiguas no tuvieran, hoy en día prácticamente todas las que se fabrican tienen un dispositivo que permite controlar qué patrón de iluminación deben seguir.

Estos microcontroladores suelen estar acoplados en un extremo del mismo cable donde van todas las bombillas. Los hay sencillos, es decir, solo tienen un botón que cada vez que se presiona, ejerce un patrón distinto en el parpadeo, intensidad y en el apagado y encendido progresivo de las luces. Estos controladores sencillos de un solo botón no suelen incorporar más de 3 ó 4 patrones.

Los hay más complejos, que contienen más componentes en su circuito electrónico y por tanto son capaces de crear mayores matices en la iluminación de las bombillas. Con estos, se puede dar la intensidad deseada a las luces, hacer que parpadeen en intervalos de tiempo más largos o más cortos o hacer que se queden fijas.

Estos efectos le dan un gran dinamismo a nuestro belén o árbol de navidad y hace que no nos cansemos de ver siempre el mismo patrón lumínico. Poniéndole un poco de imaginación, es posible crear bonitos efectos colocando las luces en lugares estratégicos del belén: la luz azul fija que emula el paso del río, la luz rojo con un parpadeo constante que se convierte en el fuego de los pastores o la blanca que ilumina al ángel que anuncia el nacimiento del niño Jesús. Lo mismo podemos hacer con el árbol y colocar las luces estratégicamente detrás de figuritas o bolas transparentes, o incluso en la noche de reyes, ponerlas alrededor de los regalos de los niños.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Computacion
Ultima modificación: 04/12/2013