Cómo funciona un escáner corporal en los aeropuertos

Debido a los últimos intentos de atentados en los medios de transporte aéreos muchos países están planteando la instalación de unos nuevos dispositivos que ayuden a prevenir el acceso a los aviones de objetos potencialmente peligrosos como explosivos líquidos, detonadores o armas. Este nuevo tipo de dispositivos que se planea implantar son los escáneres corporales.

El funcionamiento de un escáner corporal es muy sencillo. El viajero pasaría por delante de una pared o un arco en el que se le realiza un escáner completo del cuerpo humano. Dependiendo del modelo, dicho escáner puede enviar o bien radiación como se utiliza a la hora de realizar una radiografía o bien ondas milimétricas. El primer tipo se sabe que son nocivas para la salud mientras que las segundas son totalmente inofensivas y no presentan ningún riesgo para la salud del viajero. Este escáner es muy rápido y similar al que ya estamos acostumbrados de los arcos detectores de metal. Si no llevamos nada peligroso se encenderá una luz verde indicando que estamos limpios y en el caso de detectar un objeto peligroso se encenderá una luz roja.

En el caso de encenderse una luz roja el agente que se encuentre en la zona tendrá acceso a una primera imagen del escáner realizado al viajero en la que podrá ver de que objeto se trata y en que zona se localiza. De esta forma se asegura el derecho a la intimidad de las personas y sólo en el caso de no localizar de que objeto se trata se tendría acceso a una imagen más detallada.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ingenieria
Ultima modificación: 10/16/2012