Cómo funcionan los martillos neumáticos

Los martillos neumáticos fueron inventados en 1890 y patentados en enero de 1894 por Charles Brady King. Estos martillos usan aire comprimido para ayudar a los trabajadores de la construcción en las tareas que les tomarían horas o probablemente días si fueran llevadas a cabo manualmente. Los martillos neumáticos varían en tamaño y precio enormemente. Los modelos que pueden usarse manualmente pueden encontrarse desde $20USD y los precios se elevan hasta los modelos de gran tamaño que pueden costar cerca de $20,000USD.

Los martillos neumáticos usan un pistón para poder funcionar. El pistón es la única parte en movimiento de un martillo neumático. El pistón se mueve muy rápidamente hacia adelante y hacia atrás por la presión de aire del compresor. El aire se empuja hacia el cilindro central forzando al acoplamiento de la punta a moverse hacia adelante con gran energía y velocidad. Una válvula cíclica hace retroceder el flujo de aire, forzando al acoplamiento de la punta a regresar al interior del cilindro. Este ciclo se repite cientos de veces por minuto.

Los martillos neumáticos usan aire comprimido para poder funcionar. Los compresores de aire son grandes tanques de aire con motores unidos a ellos. El motor llena el tanque con aire presurizado. Este aire presurizado viaja a través del tubo hasta el martillo neumático, y logra que el martillo funcione. Los compresores varían de acuerdo al tamaño del martillo neumático. Los martillos neumáticos más pequeños necesitan compresores más pequeños mientras que los modelos más grandes usan compresores más grandes. La diferencia en el tamaño de los martillos neumáticos respecto a los compresores de aire varía de acuerdo al valor de pies cúbicos por minuto, y de las libras por pulgada cuadrada requeridas por el modelo específico del martillo neumático que se utilice.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ingenieria
Ultima modificación: 12/21/2012