Como limpiar las bobinas del refrigerador

Existen pequeñas tareas de mantenimiento que se pueden realizar en nuestra cocina y que nos evitarán que la factura de la luz se suba por las nubes. Una de estas pequeñas tareas de mantenimiento es la de limpiar las bobinas del refrigerador. En este artículo le enseñaremos como limpiarlas pues es muy sencillo.

El primer síntoma para saber si necesitamos limpiarlas es observar si la nevera enfría correctamente. Esto lo sabremos con el día a día por lo que si tenemos la sensación de que no congela como antes es que necesitamos limpiar las bobinas.

Existen tres tipos de posición en las que pueden ir las bobinas: en la parte superior, en la parte inferior o en la parte inferior.

Si las bobinas del refrigerador se encuentran en la parte superior del refrigerador deberemos desconectar la luz y remover la parrilla de seguridad. Las bobinas se encuentran a la altura del condensador por lo que se encontraran en la parte más profunda. Deberemos protegernos con guantes y una camisa para evitar cualquier posible corte. Usando una brocha soltaremos el polvo y con la ayuda de un secador expulsaremos las pelusas para recogerlas luego con un aspirador.

Si la bonina se encuentra en la parte inferior sacaremos la reja de seguridad después de haber desenchufado la nevera y limpiaremos con una brocha todo el polvo que veamos. Luego volveremos a colocar la parrilla y pasaremos el aspirador.

Por último si las bobinas se encuentran en la parte posterior, desenchufaremos la nevera y la sacaremos de donde se encuentra para tener acceso a la parte trasera. Con una brocha o un aspirador limpiaremos todo el polvo. Cuando acabemos volveremos a dejar la nevera en su posición inicial y conectaremos a la luz.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ingenieria
Ultima modificación: 10/01/2012