El inventario en la distribución de alimentos

El inventario corresponde a las existencias de cualquier artículo o recurso utilizado en una organización. Por convención, el inventario en el sector manufacturero se refiere a los artículos que contribuyen o que se vuelven parte de la fabricación de productos de una firma.

Modelos de inventario

En el caso de la distribución de alimentos, nos encontramos casi siempre con modelos deterministas (No conocemos con certidumbre la demanda). Para estos, tenemos dos formas de revisar el inventario: i. Revisión continua, donde se actualiza la información después de cada transacción. ii. Revisión periódica, se actualiza cada cierto tiempo determinado.

Gestión de inventario

Se puede manejar de diferentes formas el inventario. Dentro de estas están:

  • El inventario de ciclo: se lanza una orden de pedido mucho más grande de las necesidades del momento, dando lugar a un inventario que es consumido a lo largo del tiempo.
  •  Inventario de seguridad: son acumulaciones de productos que se constituyen como protección frente a la incertidumbre producida por la demanda y el plazo de entrega del pedido.
  • Inventario estacional: existencias que tienen como objetivo hacer frente a un aumento esperado de las ventas
  • Inventario en tránsito: existencias circulando entre las diferentes fases de los procesos.

La existencia de inventario implica, incurrir en un conjunto de costos, por lo que el objetivo de la gestión, será la minimización de estos. Las respuestas que tiene que contestar esta gestión son: ¿Con qué frecuencia debe ser revisado y contado el inventario de un producto?, ¿Cuándo debe emitirse una orden de pedido? Y ¿Qué cantidad debe pedirse en cada una de estas órdenes?

Para una gestión exitosa debe tenerse en cuenta la demanda del producto, aquí entra en juego la estimación de esta. Y también los costos.

Estimación de la demanda

Los sistemas de estimación de la demanda tienen como objetivo dar información sobre cuánto y cuándo, se espera que un producto sea requerido por un  consumidor. Esta información es de gran utilidad, ya que es utilizada para la toma de decisiones estratégicas, como la cantidad a llevar o la cantidad de inventario.

En ocasiones, no es necesario estimar la demanda, ya que ésta está determinada por otro bien, por ejemplo los bienes complementarios. Sin embargo, generalmente en el mercado de los alimentos, es necesario hacerlo.

Principalmente se ven dos fases en la previsión de la demanda:

  • Fase 1: Identificación de los comportamientos sistemáticos de la demanda de un producto. Ya sea viendo las tendencias de mercado, las variaciones estacionales, fluctuaciones cíclicas o variaciones accidentales.
  • Fase 2: Se diseñan modelos de previsión basados en las pautas observadas antes.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ingenieria
Ultima modificación: 07/12/2012