Qué es una bomba de circulación

Una bomba de circulación es un tipo de bomba que se utiliza para mover gases, líquidos o materiales semilíquidos en un circuito cerrado. Un ejemplo sencillo de este tipo de bomba es el sistema de enfriamiento o calentamiento por agua. Debido a su diseño de circuito cerrado, este tipo de bomba debe superar la fuerza de fricción con su sistema de bombeo. La cantidad de esfuerzo que se requiere para llevar esto a cabo es significativamente menor que en otro tipo de sistemas de bombeo, donde la bomba necesitaría transportar el fluido desde una energía potencial baja hasta una energía potencial alta.

Un motor eléctrico es la fuente de poder estándar para una bomba de circulación. La capacidad del motor que se requiere se basa en el tamaño de la aplicación. Las bombas de tamaño industrial y los motores relacionados por lo general se encuentran bastante separados y se conectan mediante acoplamientos mecánicos. Las aplicaciones caseras por lo regular se encuentran en unidades selladas, donde la bomba y el motor se posicionan muy próximos uno del otro.

La bomba de circulación está ganando popularidad como método de conservación del agua cuando se combinan con calentadores de agua. En el modelo actual, cuando el grifo del agua caliente está abierto, el agua que se encuentra en la tubería se hace circular primero, seguida por el agua directamente desde el calentador. Un usuario permitirá que el agua más fría llegue primero para que fluya por el desagüe mientras espera a que comience a salir el agua caliente. Al agregar una bomba de circulación al calentador, este sistema de fluido cambia ligeramente. Cuando el agua caliente no se usa, la bomba empuja el agua en la tubería de regreso al calentador de agua. El calentador funciona para mantener el agua caliente a la temperatura requerida. Cuando se activa el grifo, la bomba envía el agua caliente directamente desde el calentador hasta el usuario.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Ingenieria
Ultima modificación: 04/01/2013