El uso de fosfato disódico

El fosfato disódico es un término genérico que engloba la referencia a los fosfatos monosódico, disódico y trisódico, es decir las tres sales de sodio y el ácido fosfórico también conocidas en su conjunto por ortofosfatos sódicos o E 339 en la industria de los alimentos. Estas sales, que forman parte importante de los fluidos humanos, se obtienen a partir de minerales fosfóricos.

El uso principal del fosfato disódico en como estabilizante en la producción de alimentos en conserva, especialmente en las carnes de diverso tipo. Su acción química genera la retención de agua y por tanto mantiene más frescas y jugosas las carnes enlatadas. En esta misma industria, el fosfato disódico también se emplea como regulador de acidez y antagonista de los metales pesados (quelante).

También se emplean estas sales en la industria textil, donde el calcio y el magnesio provocan dureza y requieren de la regulación que al respecto produce el fosfato disódico como agente secuestrador de dureza.

Otro de los usos de estas sales es como fijador del color de los productos textiles, por lo que resultan de amplio uso en tintorerías. En estos establecimientos también se emplea el fosfato disódico como producto de limpieza por su poder altamente alcalino.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Materiales
Ultima modificación: 06/13/2012