Qué daña al vidrio

Por su naturaleza, el vidrio es un material frágil, que sequiebra con mucha facilidad dependiendo de su grosor, su forma y de las tensiones a las que fue sometido durante la fabricación. Si esta tensión no fue anulada después de la fabricación, al enfriar el vidrio, después de un tiempo pueden producirse trizaduras. Pero casi siempre las principales causas de rotura de vidrio son los golpes, las vibraciones o las variac bruscas de temperatura.

Con las luces altas, principalmente a causa de los rayos ultravioletas de la luz solar. los componentes del vidrio cambian de color. Esto también puede ocurrir si se expone el vidrio a una fuerte luz artificial, como por ejemplo un tubo fluorescente.

También se han encontrado daños causados por hongos y bacterias, que ocasionan elevaciones en forma de cráter en vitrós como el de Charter y Evion. en Francia. En superficies de vasos se han encontrado daños más bien provocados por algas o liqueninas (ectrarina I que. en combinación con hidratación. han deteriorado el vidrio.

La mayoría de los vidrios son estables frente a la humedad pues han sido diseñados para contener agua. Sin embargo, si el vidrio contiene exceso de fúndeme 0 poco estabilizador, se vuelve sensible al agua o a los ácidos, apareciendo problemas de corrosión. En objetos encontrados en excavaciones, los componentes del suelo influyen acelerando la corrosión. Otros aceleradores pueden ser la humedad, las corrientes de aire o la temperatura.

Los vidrios encontrados en excavaciones han sufrido un cambio en su superficie por hidratación, formándose capas finas, paralelas a la original. A veces esos vidrios recogidos de excavaciones presentan tajos superficiales a todo su ancho, provocados por su descomposición según el paso del tiempo. También, si tiene problemas, puede secarse y craquelarse su superficie después de sacarlo del suelo, incluso cayéndose en trozos. Por desintegración se pueden producir así mismo manchas café (marrón)-amaril las bajo la superficie. Antes de sacar un objeto de vidrio de una excavación debe sacársele una foto, hacer un análisis de la tierra. Una vez afuera, hay que medirlo y dibujarlo, todas estas medidas serán de gran ayuda para una posterior restauración. Cuando el objeto de vidrio que usted encuentre en una excavación sea muy frágil se puede envolver en un papel corriente o en un papel de estaño delgado, apretándolo firmemente al objeto y cubriendo es la envoltura con espuma de poliuretano. Así rcsulta un excelente embalaje, pudiendo transportarlo en perfectas condiciones al centro de restauración.

Aquellos vidrios que se teme que al sacarlos de la excavación van a quebrarse en mil pedazos, hay que tratarlos en el mismo terreno, sin sacarlos a la superficie. Primero se saca una muestra de la tierra para el investigador, después se limpia bien interior o exteriormente (la dificultad de esta tarea depende de la forma del vidrio, por ejemplo una fuente conviene limpiarla por dentro). Después se fija el vidrio con una solución de PVC 36 o Araldit AY 103, con endurecedor HY 956. El PVC es reversible y se endurece incluso en ambientes húmedos. El Araldit es irreversible y sólo se puede aplicar en ambientes secos, de modo que si el lugar no es seco, primero habrá que secarlo con un secador o irradiar el objeto con luz infrarroja. Se aplica acetona para eliminar la grasa que pudiera tener > se coloca el Araldit. que se deja secar por 10 minutos. El Araldit sobrante se saca con acetona. Se obtendrá un vidrio muy estable que puede ser excavado sin mayor problema. Estos vidrios fijados en la excavación son difíciles de trabajaren un taller, pero se pueden usar disolventes o un taladrocon fresas, aunque este tipo de restauración debe realizarlo un especialista.

En los objetos de vidrio se observan dos tipos de deterioros: uno es el llamado ..vidrio llorón o que suda», que se caracteriza por unas gotitas que aparecen en la superficie. En contacto con el aire, estas gotitas se transforman en sales higroscópicas que -al hidratarse- se vuelven delicuescentes (atraen humedad y se van disolviendo lentamente), creando una película alcalina, húmeda, de aspecto oleoso, que si se prueba con la lengua tiene un gusto picante. Este fenómeno puede ocurrir incluso en un vidrio completamente sano.

El otro fenómeno es el llamado «crizzling». que se manifiesta cuando baja la humedad del aire y las sales solubles (que el vidrio puede contener) se cristalizan. El vidrio expuesto se opaca rápidamente cubriéndose con una red de mierofisuras. AI comienzo, este fenómeno sólo se puede observar mirando el vidrio de costado. Sin embargo, el vidrio después adquiere un aspecto lechoso claramente visible. Hasta hoy no se encuentra solución a este problema.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Materiales
Ultima modificación: 06/22/2012