Qué es una fragua de herrería

Una fragua de herrería es un sistema que permite que brasas se calienten a temperatura suficiente para elevar la temperatura hasta poder doblar un metal. Un herrero es una persona que utiliza dicha fragua para crear productos metálicos y su trabajo es peligroso. El fuego de la fragua de herrería es extremadamente caliente y debe ser constantemente alimentado para mantener esa elevada temperatura. Existen muchos componentes de una fragua: el ventilador, la tobera, la olla y el corazón. Otros componentes pueden agregarse para conveniencia o seguridad de los operadores, dependiendo del tipo de productos metálicos que se elaboren.

Las versiones modernas de las fraguas utilizan ventiladores eléctricos montados en el extremo de la tobera para crear un flujo de aire más consistente sin la necesidad de un asistente para operarlo. Los primeros modelos de dichos ventiladores eran operados a mano, lo cual significaba que un asistente era necesario, pero ese asistente estaba eficientemente lejos del fuego para no encontrarse directamente en contacto con la fragua.

Una fragua de herrería permite al herrero calentar los metales hasta que sean maleables. Una vez que el metal alcanza cierta temperatura, el herrero puede usar otras herramientas como un martillo para moldear el metal. La pieza posteriormente se enfría para que se endurezca con la forma con la que ha sido moldeada o puede ser reincorporada al fuego para volverse a calentar y seguir dándole forma. Se debe hacer uso de tenazas largas para manipular el metal, el usar cualquier otro tipo de herramienta puede ser muy peligroso para la protección de las manos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Materiales
Ultima modificación: 04/01/2013