Qué es una prueba de combustión

La prueba de combustión se lleva a cabo para evaluar el nivel de combustión en aparatos combustibles. Se realiza para asegurar un funcionamiento seguro y eficaz, además de para evaluar el funcionamiento general del aparato. Esta prueba analiza y verifica los sistemas de ventilación, responsables de eliminar los residuos de materiales combustibles y de la misma manera, para revisar todas las líneas que suministraran gas o petróleo al aparato y para que estas funcionen correctamente y no se encuentren sucias o contengan fugas.

Los aparatos sometidos a esta prueba son quemadores de petróleo o gas, chimeneas, hornos, calderas o calentadores de agua. Estas técnicas son realizadas de la misma manera en sistemas industriales o en entornos residenciales por técnicos calificados.

Para realizar la prueba se comienza con una inspección general del equipo de forma visual. Una vez que se tiene una visión general del estado del equipo, se realiza una búsqueda de signos de mal funcionamiento por daños o deterioro por el paso del tiempo, se analiza cuidadosamente los sistemas de ventilación y se  verifica si requiere una configuración especial o reubicación.

A menudo los técnicos especializados verifican en primer lugar la circulación de aire alrededor del equipo, ya que la mayoría de las emisiones de combustión son ocasionadas por una mala ventilación.

En edificios con aparatos que generan calor dentro de las habitaciones se hace uso de sondas especiales para revisar la cantidad de aire y su calidad en sistemas de ventilación, esta prueba es muy importante, ya que una fuga en estos conductos podría ocasionar la muerte de personas.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Materiales
Ultima modificación: 04/03/2013