Qué es un trabuco

Un trabuco es un arma de fuego de calibre ancho, cañón corto y acampanado, utilizado en el Siglo XVIII y precursor de lo que hoy en día llamamos escopeta.

Esta escopeta primaria era usada para fines militares. Se usaba como munición perdigones de plomo, y no con pequeños trozos de chatarra metálica como en algunas obras podemos leer. La anchura de sus cañones se suele atribuir a una mayor dispersión del rango de disparo, pero eso no es verdad, ya que son anchos por una simple cuestión técnica: para que cargarlos fuese mucho más fácil a través de ellos. Suele confundirse al trabuco con los mosquetones, que también tenían una boca ancha y acampanada en muchos casos y se cargaban con perdigones de plomo.

Su método de uso es el siguiente: Se introduce pólvora negra por la boca ancha del cañón, que después se compactaba al fondo con estopa y una vara que llegase hasta el tope. Lo siguiente era la bala de plomo que se iba a disparar. Para ejecutar el disparo se ponía pólvora en la chimenea del trabuco, que conectaba con el mecanismo de disparo, esto es, la mecha. Su mayor problema era la lentitud de recarga.

Sus usos eran para disparar a varios blancos a la vez, y no a uno solamente, ya que no es un arma de precisión. De hecho es difícil acertar un disparo a un solo punto, lo cual suponía un ataque más cuerpo a cuerpo que a distancia, que se veía discapacitado debido a sus problemas de recarga antes mencionados.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 03/22/2013