Qué es una junta de compresión

Un sello de compresión es un medio de evitar la migración de líquidos, gases o contaminantes sólidos a través de una unión o apertura en un ensamble o en un  alojamiento. El sello no sólo debe evitar el escape de un fluido desde el interior o que material extraño penetre desde el exterior, también debe de ser de fácil instalación y remoción.

La mayoría de las aplicaciones de sellos de compresión son de naturaleza estática. Esto significa que el componente rígido de la ranura del sello no se mueve con relación a otras partes o al sello. El único movimiento del sello es el causado por la vibración o por la presión interna del fluido. En servicio, la fuerza de compresión causada por la junta sobre las superficies de contacto asegura un sellado positivo, aún a baja presión. La flexibilidad del material de la junta permite que se adapte a las superficies de contacto cerrando el flujo del fluido. La figura 1 muestra la junta instalada, comprimida para formar el sello y bajo presión. Conforme la presión del sistema se incrementa, la junta se mueve hacia el lado de baja presión de la ranura donde es detenida por la pared de la ranura.

La cantidad de presión requerida para mover la junta está determinada por la fuerza de fricción entre el material del sello y las superficies a será empujada al lado de baja presión de la ranura. A alta presión, la junta se comporta como un líquido viscoso. Esto es, sobre la base de las leyes de flujo de fluidos, la junta transmite la presión del sistema a todas las superficies en contacto incluyendo el lado de baja presión de la ranura. En realidad, la presión del sistema asegura un sellado consistente.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mecanica
Ultima modificación: 04/11/2013