Cuál es la diferencia entre la cetosis y la cetoacidosis

La cetoacidosis no debe confundirse con la cetosis. En biología esta última es un estado del organismo caracterizado por elevados niveles de cuerpos cetónicos en la sangre,  productos de la lipólisis y de algunos subproductos de la oxidación los ácidos grasos. Es fácil que la cetosis se produzca después de un ayuno o en dietas pobres de carbohidratos. En concreto, a la hora de transformar las grasas en energía nuestro organismo produce los cuerpos cetónicos cuya presencia en la sangre se define cetonemía.

Los cuerpos cetónicos producidos en exceso se eliminan a través de la orina, del aliento y del sudor. En personas sanas el único signo clínico es el característico olor del aliento; de forma ocasional se pueden dar mareos y dolores de cabeza producidos por la ausencia de hidratos de carbono. Por contra la cetoacidosis es una patología que se presenta sobre todo en personas diabéticas, con especial referencia a la diabetes de tipo uno.

En este caso la cetosis se suma a la hiperglicemia provocando síntomas muy graves, como la deshidratación, que requieren la hospitalización. En algunos casos la cetoacidosis es asintomática hasta cuando produce un estado de coma debido a los niveles de cuerpos acetónicos en la sangre.

La cetoacidosis se produce sobre todo en diabéticos que no están bajo adecuado tratamiento, ya que la falta de insulina determina la imposibilidad de eliminar la glucosa de la sangre. Cabe destacar que entre los nutricionistas hay un gran debate a favor y en contra de la cetosis, ya que según algunos sería un estado normal del organismo y que nuestros ancestros limitaban el uso de carbohidratos, mientras que otros lo consideran un estado indeseable siendo los carbohidratos una fuente notable de energía para el organismo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Medicina
Ultima modificación: 11/18/2013