¿Qué es el vendaje oclusivo?

Los vendajes oclusivos son como un plástico transparente. Están compuestos por un material hidrocoloide sobre una de sus superficies. El hidrocoloide que se encuentra sobre la piel que rodea la herida se adhiere a dicho tejido, mientras que el que queda sobre la herida absorbe los líquidos para crear un gel hidrocoloide oclusivo no adherente.

Deben permanecer colocados durante 2 o 3 días o hasta que la superficie externa que se encuentra sobre la herida quede como un recipiente lleno de líquido. Allí se extrae, se retira el gel de la herida y la piel adyacente, y se aplica un segundo vendaje. Cuando el epitelio cubre la herida se suspende la colocación. Dentro de las ventajas de los vendajes no adherentes está la rápida epitelización de la herida y la síntesis de colágeno. Además, las gasas embebidas en nitrofurazona/polietilenglicol tienen la ventaja de ser antibióticas e hidrofílicas. Esta última propiedad conduce al líquido homeostático a través de los tejidos para lavar la herida y diluir el coágulo, de forma tal que pueda ser absorbido. Sirve para sujetar los apósitos y no debe hacer presión. Se utiliza para mejorar la absorción cutánea.

Hay heridas como raspaduras que cubren una área grande del cuerpo que deben mantenerse húmedas y limpias para ayudar a disminuir la formación de cicatriz y acelerar la sanación. Los vendajes que se usan con este propósito se llaman vendajes oclusivos o semioclusivos. Las heridas cubiertas con vendaje oclusivo cicatrizan más rápido que las heridas cubiertas con vendajes semioclusivos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Medicina
Ultima modificación: 03/06/2013