Cómo funciona un tocadiscos

Para entender cómo funciona un tocadiscos, primeramente se debe entender exactamente cómo almacena la información de sonido un disco de vinilo. El sonido por sí mismo está hecho de “ondas sonoras”, las cuales esencialmente son una representación visual de la información sonora. Cuando los discos se presionan, estas ondas sonoras son impresas directamente en los surcos del vinilo. Estos surcos cambian basándose en factores como la frecuencia y la amplitud, los cuales reproducen el sonido exactamente como fue grabado y mezclado en un estudio.

Cuando un disco se toca en un tocadiscos, la aguja del tocadiscos viaja desde el anillo externo del disco hasta el anillo interno siguiendo los surcos circulares. La aguja recoge la información contenida en los surcos y la traduce en vibraciones. Estas vibraciones son recogidas posteriormente por el diafragma del tocadiscos. Esto es esencialmente lo que traduce los surcos del plástico en información auditiva. El tocadiscos, en este punto, envía la información auditiva a un receptor al cual esté conectado. Los altavoces reproducen el audio exactamente como fue mezclado en el estudio de grabación.

La velocidad y el tono del audio del disco pueden ajustarse simplemente ajustando la velocidad a la que el disco gira.

Al agregarse una mezcladora al arreglo del estéreo, se pueden cambiar más características de las que el tocadiscos permite. Una mezcladora permite alterar la configuración del ecualizador, lo cual ajusta los sonidos agudos, los bajos y otras características de las cualidades del audio hasta la configuración preferida del usuario.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 12/21/2012