Cómo hacer un barrido con una cámara de fotos

Con una cámara de fotos podemos hacer muchos efectos fotográficos sin tener necesidad de retocarlas con un programa de edición fotográfica. Sin embargo, dichos efectos requieren de ciertos truquitos y un poco de práctica. En nuestro artículo de hoy os acercamos un curioso efecto: el barrido.

El barrido es una técnica mediante la cual podemos dotar de cierta velocidad o movimiento una imagen. Para ello, lo que debemos hacer es seguir con nuestra cámara aquello que queremos fotografiar. De esta forma con una velocidad lenta del obturador podremos conseguir que el fondo de la fotografía quede difuminado mientras la composición principal quede nítida.

Para hacer este tipo de fotos necesitamos pues una cámara réflex con la que podamos manipular las velocidades de obturación ya que deberemos ajustarlo al mínimo que podamos. Esto es importante porque de hacerlo de otra forma lo único que lograremos es que la imagen quede distorsionada y congelada sin lograr el efecto deseado.

La mejor posición para realizar esta técnica es entonces relativamente cerca de forma que podamos realizar el movimiento con la cámara en paralelo a lo que queramos fotografiar. Antes de fotografiar deberemos asegurarnos de enfocar previamente la zona en la que realizaremos la foto para que a la hora de realizar el movimiento con la cámara la imagen no salga desenfocada. El truco consiste en disparar justo antes de que el objeto que queremos fotografiar pase por delante del punto que tomamos como referencia y no detenernos en el giro.

En muchas fotos verás que salen desenfocadas o congeladas, hay que practicar mucho pero el esfuerzo merece la pena.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 10/16/2012