Cómo limpiar el mando a distancia

A veces cuando estamos viendo la televisión cómodamente e intentamos cambiar de cadena y no nos funciona el mando no tiene por que ser culpa de las pilas. Se puede deber a que simplemente el mando ha recogido suciedad en el interior lo cual hace que cueste cambiar al pulsar los diferentes botones de una cadena a otra. Con un par de minutos y un poquito de paciencia conseguiremos que nuestro mando vuelva a cambiar sin tener que adoptar posturas raras. Para ello necesitaremos:

– Destornilladores
– Algodón o bastoncillos para limpiar los oídos
– Alcohol

En primer lugar lo que deberemos hacer será inspeccionar el mando. Hay modelos que directamente van acoplados a presión por una serie de pestañas en los laterales y hay otros mandos que llevan este sistema y además un par de tornillos, los cuales van emplazados en el compartimento para la pila o pilas que necesita para funcionar.

Una vez separada la carcasa del mando lo que deberemos hacer es limpiar cada una de las partes del mando a distancia con alcohol. La parte que lleva los circuitos sólo la limpiaremos por su parte superior que es la que va en contacto con la tira de goma en la que van troquelados los diferentes botones. Esto es así puesto que la parte inferior lleva todas las soldaduras con las que funciona el circuito y en caso de mojarse podríamos ocasionar que dejara de funcionar.

Cuando termines de limpiar las piezas, dejaremos que sequen a la intemperie durante un par de minutos antes de recolocar de nuevo las piezas. Con esta pequeña limpieza tu mando a distancia no debe dar más problemas a la hora de cambiar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 10/16/2012