Cómo llega la electricidad a las casas

Las centrales eléctricas conducen mediante extensos y poderosos tendidos de cables de cobre electricidad, por ciudades y poblados, para hacer llegar electricidad a fabricas, almacenes, escuelas, hogares, oficinas, etc.

En estas poderosas centrales eléctricas se ponen a funcionar generadores gigantes a través de la quema de petróleo o de carbón, en la mayoría de ellas, y en algunas plantas también se llegan a utilizar reactores nucleares o se crean cascadas artificiales para hacer caer agua con gran potencia y así obtener la energía. Estos generadores producen las grandes cargas de corriente que se transportan por los cables de cobre y llegan a transformadores que reducen la carga y la dirigen a fábricas y a nuestros hogares.

La corriente que es transmitida por los transformadores es un flujo continuo de electrones, dentro de los hogares este flujo puede ser desactivado o activado gracias a un interruptor instalado por la propia compañía eléctrica, diseñado para soportar descargas y sobrecargas. Cuando en un hogar es encendido un televisor o algún otro aparato eléctrico, se emite una señal que le indica al interruptor que la corriente debe empezar a fluir, y al apagarlo, este flujo se detiene.

Dentro de los interruptores se instalan uno o dos dispositivos llamados fusibles, que se encargan de romper automáticamente el circuito, evitando de esta manera el paso de la corriente cuando se detecta una sobrecarga. Esto lo realizan para evitar daños en instalaciones y no correr el riesgo de incendios.

A los métodos para obtener energía sin quemar combustible se le llama energías renovables.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 12/21/2012