Propósito de un histograma

Un histograma se usa para sumar gráficamente y proyectar la variación y distribución de un conjunto de datos de proceso. Una distribución de frecuencia muestra qué tan frecuentemente cada valor distinto en un grupo de datos se repite.

El principal propósito de un histograma es dejar en claro la presentación de los datos. Se puede presentar la misma información en una tabla pero el formato de presentación de la gráfica por lo general facilita la observación de las relaciones. Es un arma para separar datos de proceso en regiones o pequeñas partes con el fin de determinar las frecuencias de ciertos eventos o categorías de datos. Estas tablas pueden ayudar a mostrar aquellos más frecuentes.

Hay un par de aplicaciones comunes de los histogramas en los análisis de causas. Primeramente se utilizan para presentar la información con el fin de determinar cuáles son las causas predominantes y posteriormente para entender la distribución de las repeticiones de distintos problemas, causas, consecuencias, etc.

Un histograma por lo general puede ayudar a responder algunas preguntas. Por ejemplo, nos da la oportunidad de saber cuál es el sistema más común de respuesta; qué tipo de distribución tiene la información y nos permite saber si nuestra información luce simétrica o tiende hacia algún extremo, la derecha o la izquierda.

Los histogramas son gráficos de barras especializados. Los puntos de información individuales se agrupan en clases y eso permite tener una idea de qué tan frecuentemente la información de cada clase se repite en cada conjunto. En este caso, las barras más altas indican más puntos en la clase y las barras menores indican menores puntos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Tecnologia
Ultima modificación: 07/31/2012